Coordinadora

Publicado: 9 julio 2012 en Uncategorized

SE CONSTITUYE LA COORDINADORA DE HOSPITALES Y CENTROS SANITARIOS PÚBLICOS DE LA COMUNIDAD DE MADRID

Imagen

En la tarde del 5 de julio, en una de las puertas del Hospital Clínico, se han reunido trabajador@s de los hospitales Gregorio Marañón, 12 de Octubre, La Paz, Clínico, Ramón y Cajal, La Princesay Niño Jesús, así como de algunos centros de salud, un@s en su propio nombre y otr@s en representación de compañer@s, al haber hecho antes reuniones en sus respectivos centros. Y han acordado constituir una Coordinadora de hospitales y centros sanitarios públicos de la Comunidad de Madrid, con el objetivo de coordinar las decisiones que previamente se tomen por l@s trabajador@s en los distintos centros.

También han participado en la reunión el secretario de salud dela FRAVM, miembros del Grupo de Trabajo de Salud de Sol del 15M y un representante del Sindicato Ferroviario.

En la citada reunión se ha valorado que el intento del Gobierno de la Comunidad de privatizar las cocinas, servicios de mantenimiento, lavanderías y otros servicios no sanitarios, se complementa con el aumento de la jornada, la rebaja de sueldo, despidos de personal temporal, la restricción de la asistencia sanitaria a los asegurados, la extensión del copago, la reducción de prestaciones, el cierre de camas, el cierre de ambulatorios, el aumento de conciertos y la creación con dinero público de hospitales y centros sanitarios privados, así como reducciones presupuestarias. Medidas todas ellas encaminadas a privar a la mayoría de la población de una asistencia universal, pública y gratuita.

También se ha  constatado que las mismas medidas se están aplicando en otros servicios esenciales para la población, en un contexto donde aumenta el paro y la pobreza. De manera que los afectados directamente por estas decisiones no serán los únicos, ni los últimos. Después atacarán a otras categorías y servicios. Porque la razón de tales medidas no está en un reparto de los sacrificios ante la crisis, sino que responde al objetivo de transferir la riqueza social de las capas más pobres y medianas a las más ricas. Van a llenar de sufrimiento nuestras vidas para que los bancos y las grandes empresas sigan haciendo beneficios.

Igualmente ha quedado clara la discrepancia con la Consejería de Sanidad, que considera que los medios sanitarios de Madrid son propiedad de los gobernantes y de sus empresarios amigos. Dicha concepción autoritaria y privada de esta Consejería se acaba de manifestar en la prohibición de usar un aula del H. Clínico que previamente había sido autorizado por la Dirección del Hospital.

Desde esta Coordinadora se buscaran los medios necesarios para defender la universalidad, el carácter público y gratuito de la asistencia sanitaria, en su financiación, gestión y provisión. Así como para lograr que tod@s l@s que trabajan en el sistema sanitario sean empleado@s public@s y que la participación y control de los ciudadanos en dicho sistema sea algo efectivo. Para lo cual se buscará la unión con todas aquellas personas o colectivos dispuestos a luchar por la sanidad pública y el resto de servicios públicos. Las primeras acciones a realizar serán las siguientes:

– Acudir a la presentación del spot que Fernando Colomo ha hecho para el Grupo de Salud del 15M el próximo 10 de Julio.

– Salir a recibir a los mineros el próximo a 11.

– Realizar un encierro en el hospital Ramón y Cajal el jueves 13, al que invitaremos a sumarse a todos los colectivos y organizaciones que defienden la sanidad pública.

– Realizar reuniones en los centros para seguir actuando tanto en cada centro como enla Comunidadde Madrid.

Traslados

Publicado: 29 junio 2010 en Uncategorized

LA PLATAFORMA DENUNCIA QUE LA ADMINISTRACIÓN UNA VEZ MÁS SE OLVIDE EN EL PRÓXIMO CONCURSO DE TRASLADOS DEL PERSONAL NO SANITARIO. SEGUN FUENTES SINDICALES, PARA EL MES DE SEPTIEMBRE, LA ADMINISTRACIÓN TENDRÁ EN CUENTA A LOS NO SANITARIOS. LAS PROMESAS NO VALEN PARA NADA, LO QUE QUEREMOS SON HECHOS. ESTA NUEVA DISCRIMINACIÓN FORMA PARTE DE UNA CADENA DE INJUSTICIAS QUE VENIMOS AGUANTANDO DESDE HACE MUCHOS AÑOS. EXIGIMOS QUE SALGAN LOS TRASLADOS TAMBIÉN PARA EL PERSONAL NO SANITARIO

ENTRE DOS HUELGAS

Publicado: 20 junio 2010 en Uncategorized

El paro del pasado día 8 de junio fue un fracaso. Reflexionar y debatir sobre ello merecería la pena en cualquier caso; mucho más si tenemos en cuenta que las agresiones no han cesado, ni van a cesar; y todavía más cuando existe una convocatoria de huelga general para el próximo 29 de septiembre. Por mi parte quiero contribuir a tal debate, explicando por qué creo que la decisión mayoritaria de no hacer huelga fue un error y animo a quienes piensen lo contrario a que manden sus opiniones a esta página.

Las razones que se han dado para no hacer el paro han sido muchas, pero creo que se podrían concentrar esencialmente en tres: las medidas contra las que se hacía la huelga ya estaban tomadas y no se iban a echar atrás; los servicios mínimos impuestos en las huelgas en la administración pública hacen imposible parar ésta y lo único que conseguimos es perder dinero; hacer la huelga era seguir el juego a unos sindicatos colaboracionistas y repletos de vividores. Han pasado unos días y ya existen elementos para valorar si la opción de no hacer huelga fue acertada o no.

Las agresiones no han dejado de producirse y de anunciarse: el gobierno se decide a aplicar una reforma laboral, que entre otras agresiones facilita y abarata el despido; Esperanza Aguirre al día siguiente de la huelga rompe el pacto vigente para la enseñanza no universitaria, cuya consecuencia principal es la reducción para el próximo curso de entre 1500 y 2500 interinos; rebaja el sueldo en empresas como Telemadrid, Canal de Isabel II o Metro y anuncian mayores recortes de gasto público, lo que afectará gravemente entre otros sectores a la sanidad. Así mismo el fracaso de la huelga ha envalentonado a todos los agresores (Consejo de la Unión Europea, Fondo Monetario Internacional, gobierno central, gobiernos autonómicos, PSOE, PP, CIU, CEOE, presidentes de grandes bancos y cajas etc.) y con mayor o menor intensidad todos gritan: “más leña al mono”.

Por lo tanto, ha quedado demostrado que no se trataba de hacer una huelga contra tal o cual medida, sino de empezar a hacer frente a unas políticas, que consisten en hacernos pagar la crisis a trabajadores/as y a otros sectores sociales para que los causantes de la misma (bancos, especuladores y multinacionales) sigan haciendo negocios. También, a mi juicio, ha quedado demostrado, si bien de una forma negativa, que no era cierto que hacer la huelga no valía para nada: si la falta de reacción ha sido la señal para que el ataque continúe con más saña porque saben que les sale gratis, parece lógico que una huelga con una gran participación, con miles de personas por las calles y manifestaciones masivas, habría dejado claro que estábamos dispuestos a “vender cara nuestra piel”. Esa huelga por si sola no hubiese parado el ajuste, pero lo habría suavizado y ralentizado y nos habría dado tiempo y ánimos para  seguir la lucha.

Respecto a la afirmación de que hacer la huelga era seguir el juego a los sindicatos, tampoco parece que fuese acertada. Los dirigentes de los sindicatos convocantes desde hace muchos años con su colaboracionismo y las prebendas recibidas a cambio vienen siendo un importante factor de desanimo, desorientación y desmovilización de los trabajadores y trabajadoras. Y en el fracaso de esta huelga ha pesado mucho tanto la desconfianza que esas actuaciones pasadas han generado, como el mal planteamiento y la nula preparación de la huelga. Pero los que, en primer lugar, estamos pagando y vamos a pagar los platos rotos por nuestra falta de respuesta somos los trabajadores y trabajadoras y sólo en segundo lugar lo pagarán los sindicatos. La bajada del sueldo o el retraso en la edad de jubilación es a nosotros a quien nos afecta. Son mucho más graves las consecuencias para los interinos que se van a quedar sin trabajo en la enseñanza madrileña, que para los liberados de ese sector que se van a tener que volver a trabajar… La agresión era contra nosotros, y los sindicatos con esta convocatoria nos daban la oportunidad de hacer una gran movilización, porque es dificilísimo que los trabajadores por si solos convoquemos huelgas estatales, pero si podemos desbordarlas cuando las convocan. Por ello a quien dimos un golpe optando por la pasividad, fue sobre todo a nosotros mismos. Mandamos la señal de que no estamos dispuestos a defender con uñas y dientes nuestros derechos. Porque cuando no hay convocatorias de lucha puede quedar la duda de qué estaríamos dispuestos a hacer, pero cuando las hay y ni la seguimos ni realizamos otras acciones distintas ponemos de manifiesto nuestra resignada disposición a ser los paganos de esta crisis.

CCOO, UGT Y CSIF nos han convocado a todos los trabajadores de las Administraciones Públicas de España a un Paro de 24 horas el día 8 de junio. El motivo, como todo el mundo sabe, es el rechazo al “tijeretazo” aplicado por el Gobierno de Zapatero. Ante esta convocatoria, la Plataforma quiere expresar lo siguiente:

1.- Estamos completamente en contra del Plan de Ajuste que quiere aplicar este Gobierno. Creemos que es injusto porque se ceba sobre los más débiles (pensionistas y trabajadores) para que los más ricos, que han provocado la crisis, mantengan sus beneficios. Además de injusto, es inútil porque ahondará la recesión y por lo tanto la crisis económica, es decir no se creará empleo.

2.- CCOO y UGT deberían haber convocado una Huelga General en todo el país cuando se aprobaron unos presupuestos restrictivos y anunciaron el retraso en la edad de jubilación; pero no lo hicieron porque priorizaron sus acuerdos con Zapatero a la defensa de los intereses de los trabajadores.

3.- La convocatoria de Paro en la Administración Pública es una medida necesaria pero insuficiente. Es necesaria porque sólo con la movilización podemos impedir esta escalada de medidas antisociales. Sí no luchamos, sí nos acomodamos o ponemos como pretexto que nos descontarán un día de salario, las consecuencias futuras van a ser mucho peores, porque los banqueros y empresarios, la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional están exigiendo más recortes (¿es que acaso no vale un día de salario el futuro de nuestros hijos y el presente de nuestras familias?).

4.- Pero también  es insuficiente porque se reduce a empleados públicos y funcionarios (cuando la crisis la estamos sufriendo tod@s los trabajador@s).  Insuficiente además porque nos tememos que un solo día de huelga no hará retroceder las medidas del Gobierno. Sería más efectivo y responsable, que CCOO y UGT propusieran un plan de movilizaciones continuado en el tiempo, en donde el Paro del día 8 fuera el comienzo para preparar una Huelga General en todo el país.

5.- Sí nuestro objetivo es impedir el “tijeretazo” no vale con un paro testimonial (el llamado recurso al “pataleo”), hay que preparar una huelga activa y participativa (y más en la sanidad donde los servicios mínimos son abusivos) y que incluya reivindicaciones como el mantenimiento de las plantillas y la eliminación de la precariedad. Por ese motivo la Plataforma apoya críticamente la huelga del día 8 de junio y propone  que las secciones sindicales de los sindicatos convocantes organicen en todos los hospitales, centros de salud y ambulatorios:

* Una campaña de información exhaustiva.
* Asambleas para preparar la huelga.
* Y para el día 8 en la puerta de los hospitales y centros de atención primaria, que se convoquen concentraciones donde trabajadores, ciudadanos y usuarios  podamos acudir para expresar nuestro rotundo rechazo ante todo lo que está pasando.

Madrid, 26 de mayo de 2010


Publicado: 24 mayo 2010 en Uncategorized

La privatización de la lavandería del Servicio Riojano de Salud, gobernado por el PP, ha tenido dos consecuencias laborales inmediatas: la supresión en esta Comunidad de las categorías de lavandera, planchadora y costurera (el texto legal completo se puede ver más abajo) y el despido de 59 eventuales, a los cuales se les ha ofrecido trabajar en la lavandería privada, donde cobrarán 800 euros brutos y trabajarán 300 horas más.

Basándose en el Estatuto Marco se suprimen las mencionadas categorías y a los trabajadores/as se les dan las siguientes opciones. Las lavanderas y planchadoras pueden pasar a la categoría de celadoras, y su adscripción a un puesto de trabajo de esta categoría tendrá carácter definitivo o provisional, según la situación que cada cual tuviese anteriormente. Las costureras pueden pasar a celadoras, es decir del grupo D al E, sin perdida económica, aunque probablemente con perdidas en otros aspectos, y con carácter definitivo o provisional, según su situación anterior; aquellas costureras que hubiesen trabajado de auxiliares administrativas al menos un año, podrán pasar a esta categoría (del grupo D al grupo D) y, en todos los casos, su adscripción tendrá carácter provisional. Quienes no quieran usar dicha opciones se quedarán trabajando en la empresa privada con sus condiciones actuales, como personal a extinguir y a las órdenes de la dirección de dicha empresa.

La entrada de empresas privadas en la sanidad pública requiere la eliminación del empleo público, entre otras razones, porque el negocio será mayor cuantos menos derechos tengan los trabajadores (más arriba hemos visto un ejemplo) Que las administraciones para tal eliminación opten por unas vías u otras y tarden más o menos tiempo, depende fundamentalmente de la intensidad y extensión de la resistencia social y laboral a la privatización y muy poco de las leyes y normativas vigentes.

En la legislación, al contrario de lo que se piensa, las administraciones tienen muy pocas trabas. Por un lado, en el Estatuto Marco existen armas muy variadas para deshacerse del personal: desde la aniquilación completa de categorías, como en este caso, hasta la eliminación de personal fijo, utilizando figuras como la “excedencia incentivada” o “la excedencia forzosa” (recuérdese que el desarrollo de estas figuras está en manos de cada gobierno regional: aquí y hoy por hoy, en manos de Esperanza Aguirre). Y en cualquier caso, la legislación siempre se puede endurecer todavía más y modelarla según los intereses de los poderosos.

Este caso pone en evidencia, al menos, tres cuestiones muy importantes. La primera, que en una comunidad gobernada por el PP, al igual que la de Madrid, ha comenzado la extinción del “personal no sanitario” por exigencias de la privatización: igual que han suprimido estas categorías, mañana pueden suprimir cualquier otra; igual que lo han hecho en La Rioja, lo pueden hacer en Madrid. La segunda, que la forma en que pueden hacerlo es arbitraria: el diferente trato dado a las planchadoras y lavanderas, por un lado, que a las costureras, por otro, es totalmente caprichoso. Y la tercera, que el cierre de la lavandería del Clínico y el trasvase de la ropa a la lavandería central de Mejorada, dónde ante la perspectiva de un aumento de las cargas de trabajo, curiosamente han despedido a 18 trabajadores/as, no supone ninguna garantía de que está actividad seguirá siendo pública, sino al contrario: muy probablemente, una vez que se lleve toda la ropa a la lavandería central y el negocio pueda ser mayor, esta, al igual que la de La Rioja, será privatizada.

Después de ver casos de este tipo, ¿podemos seguir pensando, “a mi no me pasará nada”? ¿No sería más prudente que empezásemos a poner en práctica el conocido refrán que dice: cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar”?

Por el artículo 33‏

Publicado: 5 mayo 2010 en Uncategorized
Decreto 23/2010, de 16 de abril, por el que se suprimen distintas categorías de personal estatutario del Servicio Riojano de Salud
II.A.101
La Ley 55/2003, de 16 de diciembre, del Estatuto Marco del personal estatutario de los servicios de salud, establece en su artículo 15 la posibilidad de crear, modificar o suprimir categorías de personal estatutario en el ámbito de cada servicio de salud de acuerdo con las previsiones en materia de representación, negociación colectiva que establece la propia ley y los planes de ordenación de recursos humanos regulados en su artículo 13.
De la Orden de 5 de julio de 1971, por la que se aprueba el estatuto del personal no sanitario de las instituciones sanitarias que actualmente ha sido derogada por la Ley 55/2003, de 16 de diciembre, se mantienen vigentes, en tanto que se procede a su regulación por los Servicios de Salud, las disposiciones relativas a categorías profesionales del personal estatutario. En concreto en su artículo 9 se establece que el grupo de personal subalterno tendrá a su cargo las funciones propias de su denominación y, respecto de la categoría de “costureras”, en el artículo 13 se establece que les corresponden las labores propias de su cometido y se especifican sus funciones en el apartado 12.
El progreso en la gestión de servicios instrumentales para la asistencia sanitaria, concretado en la mejora constante del equipamiento y de la competitividad de las empresas que los tienen como objeto, aconseja a las Administraciones Públicas implantar modelos de gestión que se beneficien del progreso empresarial y mejoren, en consecuencia, la eficiencia de los recursos públicos que se dedican a la asistencia sanitaria, sin que se perjudique, en ningún caso, la gestión pública de la misma.
Así, el servicio de la lavandería del Servicio Riojano de Salud ha sido objeto de estudio para determinar su forma de gestión óptima. De entre las alternativas posibles la contratación del servicio integral de la lavandería, como contrato de servicios, se ha elegido como la más adecuada.
En consecuencia, procede la supresión en el ámbito del Servicio Riojano de Salud de las categorías de personal estatutario cuya función está incardinada de manera exclusiva en alguna o varias de las tareas propias del servicio de lavandería. Las categorías afectadas son las de “planchadora” y “lavandera”, reguladas en el artículo 9, y la de “costurera”, contemplada en el artículo 13, ambos del estatuto del personal estatutario no sanitario.
De acuerdo con la Disposición Adicional Tercera del Real Decreto Ley 1/1999, de 8 de enero, sobre selección de personal estatutario y provisión de plazas (normativa vigente con rango reglamentario de conformidad con lo dispuesto en la Disposición Transitoria Sexta de la Ley 55/2003, de 16 de diciembre, anteriormente citada) y con la competencia de los órganos de Gobierno de esta Comunidad Autónoma, se aprueba este Decreto por el que se suprimen distintas categorías de personal estatutario del Servicio Riojano de Salud.
En la elaboración del presente Decreto se han observado las previsiones sobre la capacidad de negociación colectiva en el ámbito del sector público recogidas en la Ley 7/2007, de 12 de abril, del Estatuto Básico del Empleado Público (Capítulo IV del Título III)
En su virtud, el Consejo de Gobierno, a propuesta del Consejero de Salud, previa deliberación de sus miembros, en su reunión del día 16 de abril de 2010, acuerda aprobar el siguiente,
Decreto
Artículo Único. Supresión de categorías de personal estatutario.
Se suprimen las categorías estatutarias en el ámbito del Servicio Riojano de Salud correspondientes a “planchadoras”, “lavanderas” y costureras”.
Disposición adicional primera. Integración del personal de las categorías de “planchadoras” y “lavanderas” en la categoría de “celador”.
1.- El personal estatutario fijo perteneciente a las categorías de “lavanderas” y “planchadoras” podrá integrarse en la categoría de “celador”.
2.- El personal integrado conforme al apartado anterior será adscrito a un puesto de trabajo dela categoría de celador con el carácter de definitivo o provisional como viniera ocupando el puesto de trabajo anterior.
3.- Los servicios prestados en plazas correspondientes a las categorías originarias serán considerados, a efectos de promoción, movilidad voluntaria y desarrollo profesional como prestados en la categoría de “celador”.
Disposición adicional segunda. Integración del personal de la categoría de “costureras” en la categoría de celador.
1.- El personal estatutario fijo perteneciente a las categorías de “costureras” podrá integrarse en la categoría de “celador”.
2.- El personal integrado conforme al apartado anterior será adscrito a un puesto de trabajo de la categoría de celador con el carácter de definitivo o provisional como viniera ocupando el puesto de trabajo anterior.
3.- La integración en la categoría de “celador” se realizará sin merma de los derechos económicos vigentes en el momento de la integración, que se traducirá en el derecho al cobro de un “complemento retributivo personal” que compense la perdida de retribuciones si las hubiere.
4.- Igualmente, los servicios prestados en plazas correspondientes a la categoría originaria serán considerados, a efectos de promoción, movilidad voluntaria y desarrollo profesional como prestados en la categoría de “celador”.
Disposición adicional tercera. Integración del personal de la categoría de “costureras” en la categoría de auxiliar administrativo.
1.- El personal estatutario fijo perteneciente a la categoría de “costurera” podrá integrarse en la categoría de “auxiliar administrativo” siempre que hubiese desempeñado funciones correspondientes a la categoría de auxiliar administrativo durante un periodo mínimo de un año.
2.- El personal integrado conforme al apartado anterior será adscrito a un puesto de trabajo de la categoría de auxiliar administrativo con carácter de provisional.
3.- Los servicios prestados en plazas correspondientes a la categoría originaria serán considerados, a efectos de promoción, movilidad voluntaria y desarrollo profesional como prestados en la categoría de “auxiliar administrativo”.
Disposición adicional cuarta. Procedimiento de integración.
1.- La integración voluntaria en las categorías de destino del personal citado en las disposiciones anteriores deberá realizarse mediante solicitud contemplada en el Anexo I, en el plazo de tres meses desde la publicación de este Decreto.
2.- La integración se formalizará por resolución de la Presidencia del Servicio Riojano de Salud nombrando al solicitante en la categoría correspondiente.
Disposición adicional quinta. Personal que no opte por la integración.
El personal estatutario fijo que no opte por la integración en las categorías citadas conservará su plaza, que se declarará a extinguir, con la misma forma de ocupación con la que la venia desempeñando. Mantendrá las retribuciones de su puesto de trabajo y pasará a depender funcionalmente de la empresa concesionaria del servicio de lavandería.
Disposición final primera. Habilitación.
Transcurrido el plazo de tres meses previsto en la disposición adicional cuarta y efectuada la integración de las personas solicitantes, la Presidencia del Servicio Riojano de Salud, mediante resolución, podrá realizar nuevas convocatorias de integración con las condiciones establecidas en este Decreto para el personal que no haya optado por la integración.
Disposición final segunda. Habilitación.
Se faculta al Consejero de Salud para dictar, en el ámbito de sus competencias, cuantas disposiciones sean necesarias para el desarrollo y ejecución del presente Decreto.
Disposición final tercera. Entrada en vigor.
El presente Decreto entrará en vigor el día de su publicación en el Boletín Oficial de la Rioja.
En Logroño, a 16 de abril de 2010.- El Presidente, Pedro Sanz Alonso.- El Consejero de Salud, José Ignacio Nieto García.